la columna

The Column

4′ · S8mm · color · 2009

 

·

Abstract

[ENG]

On this side of the lookput, in front is the other shore and in the middle a deep fissure that separates the center from the periphery. The small heroic gesture of a child, who would have gone unnoticed if I had not met him at the very moment when he decided to throw himself into the dump below.

[SPA]

De este lado un mirador, al frente está la otra orilla y en el medio una profunda fisura que separa el centro de la periferia. El pequeño gesto heroico de un niño, que hubiese pasado desapercibido si no me hubiese encontrado con él en el instante mismo en que decidía arrojarse basural abajo.

·

Statement

[SPA]

No sé porque comencé a filmar a ese niño, no podía saber que bajaría por el basural. Es un instante decisivo (a modo de como Cartier-Bressson lo entendía) y en esos segundos iniciales hay un  fotograma que contiene el giro de toda la historia que viene después, que es mucho más larga que los 4 minutos que se ven. Este es un trabajo elíptico, una cápsula de tiempo enrollado. Para mi lograr capturar lo imprevisible es la demostración de que el mundo ha pasado a través de uno, algo totalmente opuesto a ese apotegma occidental y positivista que dice que hay que « penetrar la realidad ». Entonces este trabajo lo veo como una iniciación de divergencia respecto a la técnica y a la metodología que aprendí en la academia, aquí comienza una búsqueda que continué con mis trabajos posteriores y que intentan, al fin y al cabo, funcionar como un trompe l’oeil de mi propia mirada, una especie de huella ocular, pues pienso que es en el visor y no en el objetivo, donde se imprime la imagen. La voluntad que yace detrás de La Columna es dirigirse hacia la simpleza, de encontrar una forma de alguna manera traslúcida. Por esta razón La Columna parece un fragmento de found footage, voyerísta y amateur, un trabajo cinematográfico que podría haber hecho cualquiera, sin montar, en donde no haya una autoasignación en el índice social, como decía Pierre Bordieu sobre los fotógrafos artistas , más bien, una pieza fílmica testimonial.

Respecto a su fondo político, este lugar es un mirador cerca de Tánger, que las personas gustan visitar para observar el horizonte marcado por la silueta de la costa española. Un espejismo inaccesible para ellos, que les genera diversos estados, ilusión, nostalgia, deleite e indignación. Es justo allí, donde este niño se lanza por esa ladera vertical, sin que nadie (o casi nadie) se percatara, excepto yo, el único presente aquella tarde que venía de aquel horizonte de privilegios y que carecía de interés, en ese momento, para mi. Todos idealizábamos lo que no poseíamos, ellos al primer mundo, yo a ellos, mientras el niño bajaba a rescatar su balón.

·

Distribution

HAMACA